Día de las Regiones: la importancia de la descentralización en la reducción de la brecha digital

Día de las Regiones: la importancia de la descentralización en la reducción de la brecha digital

Blog Noticias

(31 marzo, 2019) Este 31 de marzo, conmemoramos un nuevo Día de las Regiones, momento para celebrar las riquezas de nuestra particular y diversa naturaleza, pero por, sobre todo, para reflexionar sobre las grandes deudas que aún tenemos con ellas y sus habitantes de manera de lograr avanzar en conjunto hacia un desarrollo integral de Chile.

Hace algunos meses, desde Fundación País Digital, dimos a conocer nuestro estudio ‘Brecha en el uso de Internet: una expresión de la exclusión social’, donde pudimos ver que el país ha avanzado muchísimo en los últimos 5 años en el uso de la red (desde un 58% de uso en 2013 a un 72,7% en 2018), pero aún queda trabajo por hacer.

La brecha digital es un fenómeno social complejo, reflejo de desigualdades educacionales, diferencias culturales y demográficas y muchas otras, que muestra la separación que existe entre las personas que utilizan las tecnologías de la información y comunicación como parte de su rutina diaria y aquellos que no tienen acceso a las mismas y, aunque lo tengan, no saben cómo utilizarlas.

Pero hay esperanzas, diferentes proyectos están surgiendo desde la participación público privado que nos pueden ayudar a acelerar la mejora de estos desafíos.

Primero, #Compromiso País, proyecto liderado por el Ministerio de Desarrollo Social y que ha comprometido el esfuerzo de una mesa público, privada, social y académica, para terminar con las localidades en Chile sin conexión y a corto andar nos muestra que a través del trabajo conjunto podemos entender y priorizar la solución.

Segundo, Digitaliza tu Pyme, proyecto liderado por el Ministerio de Economía y con la participación y apoyo de un grupo numeroso de fundaciones e instituciones públicas y privadas, están permitiendo recorrer Chile, entregando talleres gratuitos de manera que estas se suban al carro de la Transformación Digital y adopten herramientas que son sencillas y de bajo costo, permitiéndoles adoptar las nuevas tecnologías, mejorar su productividad y disminuir las brechas descritas.

En esta cuarta revolución industrial, en donde los desafíos que tenemos son cada vez mayores para mantener nuestros niveles de competitividad y mejorarlos, tenemos que trabajar todos por el desarrollo de nuestras regiones,

Pelayo Covarrubias Correa, Presidente de Fundación País Digital

Premiar la creación de tecnología es invertir en el futuro

Premiar la creación de tecnología es invertir en el futuro

Blog Educación Noticias

Catalina Araya, Directora Educación, Fundación País Digital

Recientemente el World Economic Forum (WEF) publicó una columna sobre las habilidades básicas que debía tener una persona innovadora, haciendo referencia a dos grupos de habilidades: las de descubrimiento y las de ejecución.

Las habilidades asociadas al descubrimiento parten desde la curiosidad y la creatividad, las cuales a su vez dan inicio a la innovación. Por su parte, las habilidades de ejecución permiten poner en marcha las ideas. llevar esta premisa a las salas de clases se hace cada vez más necesario, sobre todo cuando hablamos de desarrollar las habilidades del siglo XXI en los niños y niñas de nuestro país.

Desde hace más de lo años trabajo en temáticas relacionadas a infancia. tecnología y educación y he visto el efecto que tiene la tecnología con sentido en la sala de clases, pues no solo permite desarrollar las habilidades propias de esta era, sino también la motivación, la sorpresa, la curiosidad y creatividad que esto genera en quienes la aprenden Entendiendo que lo anterior no sucedería sin un profesor que cree y se atreve a innovar en sus prácticas pedagógicas.

Desde hace casi cuatro años en Fundación País Digital, en conjunto con Samsung Chile, impulsamos Programa tus Ideas, iniciativa que buscar acercar la programación de aplicaciones móviles a todos los niños, niñas y jóvenes de nuestro país. Hemos sido testigos de cómo a través de la programación se desarrollan las habilidades de descubrimiento y de ejecución, pues al programar debes entender y comprender tu entorno, identificar problemáticas y plantear soluciones y, a través de la tecnología, materializarlo en la creación de una aplicación móvil.

Incentivar la creación de tecnología para desarrollar las» habilidades» de una persona innovadora se puede lograr a través de varios caminos, y uno que sin duda funciona es el de los concursos que celebran y premian a aquellos profesores y estudiantes que son verdaderos innovadores.

En esta época del año, a través de Programa tus Ideas invitamos a todos los profesores y estudiantes a participar en el concurso ‘Soluciones Para El Futuro‘ e involucrarse activamente con su comunidad, identificando problemáticas, planteando soluciones y creando aplicaciones móviles que resuelvan distintas necesidades atingentes a su comunidad, convirtiéndose en verdaderos agentes de cambio.

Así también existen otros concursos que buscan los talentos digitales en Chile, como «Los Creadores» y que ayudan a instalar el tema del desarrollo de las habilidades del siglo XXI en la agenda pública.

La invitación es a ser parte de esta celebración de todos los que están innovando en educación a través de la creación de tecnología.

El doble desafío de la Formación Técnica

El doble desafío de la Formación Técnica

Blog

Por: Trinidad Lacámara Beltramín / Gerente de Ciudadanía Corporativa de Samsung Electronics Chile.

Existe amplio consenso en la importancia de la formación técnica para nuestro país. De acuerdo a un reporte del BID acerca de la Educación Técnico Profesional (ETP) en Chile, lograr “una ETP de calidad, pertinente e integrada, que promueva el aprendizaje a lo largo de la vida, con retornos privados y sociales esperados altos, puede no sólo ser un motor de desarrollo productivo sino también, tener un rol redistributivo y contribuir a la movilidad e inclusión social. Lograr una ETP que alcance dichos objetivos es un reto impostergable para la política pública”.

En ese sentido, el Presidente Sebastián Piñera en la cuenta pública enfatizó en que hay un desafío importante: mejorar la educación técnico-profesional, a nivel escolar, creando liceos de Excelencia Técnico-Profesionales, y a nivel superior, potenciando los Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales, transformándolos en instituciones de calidad y articulados con el mundo productivo.

Evidentemente, no es fácil implementar una educación de calidad y en el caso de la educación técnica, la dificultad es aún mayor, ya que ésta debe evolucionar y adaptarse rápida y continuamente a la cambiante realidad del sector productivo.

Y el vertiginoso desarrollo de las tecnologías de información y comunicación está cambiando a una velocidad sin precedentes el sector productivo, en el marco de lo que se ha denominado la cuarta Revolución Industrial. Hoy más que nunca se hace necesario formar a técnicos que sean capaces de desenvolverse con soltura en este mundo tecnológico, lo cual ayudará a paliar el reconocido y alarmante déficit de capital humano en el sector TIC.

Es importante reconocer que el Mineduc, hace cinco años, realizó una reforma curricular que redujo de 46 a 34 las especialidades de la Educación Media Técnico Profesional (EMTP). Dentro de esta reforma se actualizaron perfiles y competencias. Además, se incluyeron especialidades nuevas tales como la Programación.

Sin embargo, de los cerca de 1.600 liceos TP, son sólo un puñado los que están dictando esta nueva especialidad. Las cifras del anuario “Estadísticas de la Educación 2016” mostraban que 251 alumnos estaban cursando esta especialidad en dicho año, lo que representaba sólo un 0,2% de los más de 150.000 alumnos de EMTP en Chile. La información (no oficial) de la que disponemos es que dicha cifra ha aumentado en unos pocos cientos, pero sigue representando un porcentaje ínfimo.

En otras palabras, estamos formando a miles de técnicos para los sectores agrícola, marítimo, para la minería y el comercio, entre otros, pero tan solo a un par de centenares de programadores. Incluso especialidades como Secretaría y Vestuario y Confección Textil tienen más alumnos matriculados.

En este sentido planteamos que la formación técnica enfrenta un doble desafío: aumentar la matrícula en especialidades del ámbito TIC y asegurar a esos estudiantes una formación de calidad.

Respondiendo a este desafío, Samsung y la Fundación País Digital están, desde 2015, fomentando las vocaciones relacionadas a la programación a través de los Clubes de Apps. A través de esta instancia de formación, miles de alumnos de educación básica han tenido la oportunidad de acercarse a la programación, diseñar sus propias Apps y por esta vía, descubrir una línea vocacional que ni imaginaban.

Por otro lado, a través de las Academias de Apps, estamos complementando la formación que reciben los alumnos que han elegido la especialidad de programación. Este año estamos beneficiando a seis  liceos que ya imparten la especialidad de Programación, enseñando a sus alumnos no sólo a dominar la programación de Apps con los lenguajes actuales, sino que también ayudándoles a desarrollar habilidades blandas y conectándolos con el ecosistema de la industria.

Varias otras organizaciones están haciendo esfuerzos similares, complementando las voluntades y fondos del sector privado y la sociedad civil, con el esfuerzo que lidera el Ministerio de Educación. Es así como se ha conformado un importante esfuerzo público-privado que, sin duda, va en la dirección correcta. Sin embargo, el llamado es a acelerar el paso, a que más organizaciones se sumen para ayudar a que Chile resuelva con éxito este doble desafío de la formación técnica.