El verdadero factor de desarrollo en el próximo gobierno

El verdadero factor de desarrollo en el próximo gobierno

Por Juan Luis Núñez Tissinetti, Gerente General de Fundación País Digital

(Diciembre 2017) Mientras las candidaturas presidenciales trabajan a toda máquina para la segunda vuelta del 17 de diciembre, las nuevas generaciones se siguen preguntando cómo vamos a resolver los problemas de Chile y cómo la tecnología y la innovación pueden ayudar a lograr ese objetivo durante el próximo gobierno. De las decisiones que se tomen en esta materia, y de su posterior implementación, dependerá gran parte del camino y del futuro que tenemos como nación.

Para ello, sugerimos hacerse(nos) cargo de lo siguiente:

1.- Modernización del Estado, la que debe ser abordada desde dos grandes perspectivas. Por una parte, a través de una institucionalidad fuerte que coordine, promueva y lidere los temas relacionados con la Economía Digital, debidamente empoderado por la presidencia de la república. Por otra, mediante una urgente digitalización de las instituciones del Estado, tanto a nivel de ministerios, municipalidades y gobierno regionales, además de otras entidades relacionadas, como los conservadores de bienes raíces y las notarías. Estos avances permitirían ahorrar mucho tiempo e importantes recursos tanto a los ciudadanos como al aparato público.

2.- Desarrollo económico y el empleo, por medio de un marco regulatorio que promueva más innovación, flexibilidad y competencia en servicios en favor de una Economía Digital. Programas como el de exportación de servicios TIC (liderados por Ministerio de Hacienda) o la ampliación en regiones de Santiago Ciudad Inteligente (liderado por Corfo RM), son ejemplos concretos que van en esa dirección.

3.- Robustecimiento de la infraestructura digital, a través de un despliegue de redes de alta velocidad en todo el territorio nacional, con una mayor resiliencia y diversidad de proyectos para fortalecer la infraestructura troncal del país, aumentando los recursos del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones y avanzando en la promoción de espacios públicos y privados para instalación de dichas redes, entre otros.

4.- Inclusión de las habilidades digitales dentro del currículo escolar y fortalecimiento de la educación técnico-profesional. Esto apunta al corazón del desarrollo social y económico del país. Si no enseñamos a programar a nuestros niños dentro de la educación formal, estaremos causando un daño irreparable a esas futuras generaciones, aumentado de esa manera la brecha digital y social con aquellos que sí tendrán dichas habilidades. Esto debe ser una de las prioridades principales de todo gobierno.

5.- En el plano de la salud, necesitamos seguir trabajando por la interoperabilidad de las organizaciones y la digitalización de la información de los pacientes, para que los médicos puedan ahorrar tiempo en sus diagnósticos y las personas puedan acceder a tratamientos de forma más rápida y segura.

6.- Todo lo anterior se sustenta en un trabajo coordinado y transversal por una mayor ciberseguridad de nuestros sistemas. Tanto las reparticiones públicas como la empresa privada, las instituciones académicas y los ciudadanos en general, requieren de esa confianza para poder hacer trámites y transacciones de forma segura para que cada uno de nosotros pierda el miedo al desarrollo tecnológico.

Todos los estudios de las principales instituciones y consultoras internacionales indican que los próximos 5 años serán claves en la incorporación de las tecnologías en los diversos procesos productivos. La inteligencia artificial, el big data y el internet de las cosas, entre otros, provocarán un impacto relevante en el trabajo y en la economía. Se perderán muchos empleos actuales, pero se crearán aún más y que agregarán mayor valor al país. Este período de tiempo calza justo con el próximo período presidencial, por lo que el candidato que mejor sepa abrazar estos conceptos y traducirlos en acciones concretas y con visión de largo plazo, tiene una gran oportunidad para no sólo dejar una huella en la historia reciente de nuestro país, sino que, principalmente y más importante aún, para llevarlo hacia un siguiente nivel de desarrollo y ser recordado como el gran transformador de Chile.

Blog