Queremos más mujeres en tecnología

Queremos más mujeres en tecnología

Por Catalina Araya, Directora Área de Educación, Fundación País Digital

 

Al igual que muchas actividades, oficios y profesiones, el mundo de la tecnología se ha programado con códigos masculinos. Hasta hace unos años, no era raro leer entrevistas o reportajes a mujeres que han logrado hacerse un espacio en este ecosistema, pero siempre desde una mirada de estar fuera de la norma. Nos entregaban esas historias como si nosotras no fuéramos capaces de hablar ese lenguaje ingenieril y de programación que hoy es el centro y el futuro de todo el desarrollo del planeta.

 

Esta realidad tiene raíces que se evidencian desde la crianza y la educación temprana, y como sociedad tenemos una responsabilidad que debemos asumir y transformar. De acuerdo al “Informe GET, Género, Educación y Trabajo: la brecha persistente”, elaborado por Comunidad Mujer, las niñas aprenden a desarrollarse y proyectar su futuro bajo códigos que apuntan a la maternidad, lo estético y al cuidado de las personas. Adicionalmente, vemos brechas en los resultados de pruebas estandarizadas de carácter nacional e internacional, como el SIMCE y PISA. En ellas, los hombres se distancian de las mujeres en matemáticas, mientras que ellas logran mejores resultados en Lenguaje y Comunicación.

 

Con estas pruebas sobre la mesa, ¿Por qué queremos perpetuar un modelo separatista y de poca integración? ¿No sería mejor establecer una base en donde mujeres y hombres accedan a las mismas oportunidades y logren desarrollarse en las áreas en las que puedan aportar? Quienes ocupan un rol educativo, están minando cualquier posibilidad de trabajo en áreas que hoy tienen un potencial incalculable -y que requieren de la participación femenina- como la tecnología.

 

Para cambiar esta realidad, en 2010, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo de la ONU especializado en Telecomunicaciones, instauró el Día Internacional de las Niñas en las TIC. Desde Chile, nos hicimos parte de este llamado y hemos realizado diversas iniciativas, como “Programa tus ideas”, proyecto en conjunto con Samsung Electronics Chile, el cual busca impulsar la programación como una herramienta de aprendizaje para hoy y el mañana. Queremos que las nuevas generaciones dejen de sólo consumir tecnología y sean capaces de crearla. Así, además,  promovemos la formación de capital humano para enfrentar los desafíos y las necesidades del siglo XXI.

 

Otras iniciativas incluyen el Club de Apps, en donde participa la comunidad estudiantil en el desarrollo de aplicaciones que impactan en el entorno en que se encuentran insertas, además del concurso “Apps para el Futuro”, que cuenta con el apoyo de Inria Chile. ¿Cómo no vamos a estar contentos de ver el trabajo de dos niñas de Ovalle que crearon “Escoge tu rol”, una aplicación que permite acceder a información sobre los diferentes tipos de bullying y sus consecuencias a través de un juego? Cuando somos capaces de dar las herramientas que la comunidad escolar necesita, podemos escuchar sus problemáticas y tomar un rol activo en la solución.

 

Hasta hoy, contamos con 220 profesores capacitados para desempeñarse en los Clubes de Apps, además de otros 330 que están en su proceso de entrenamiento. También, existen 62 en funcionamiento y hemos logrado impactar históricamente a más de 1.200 alumnos. Estos números son una muestra concreta de lo que podemos y debemos cambiar si buscamos generar una transformación profunda en nuestra sociedad.

 

Como Fundación, sabemos que el camino es largo, pero queremos que el rostro de la tecnología cambie y existan más mujeres que participen en él. Así de simple. Al contar con distintas miradas, las posibilidades se amplían, el mundo se enriquece y abrimos un portal hacia infinitas respuestas que pueden generar los cambios que el mundo de hoy pide con urgencia.

 

Comparte Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Blog