Más allá de la infraestructura y la tecnología

Más allá de la infraestructura y la tecnología

Blog Noticias

A estas alturas, constituye un lugar común decir que la infraestructura de telecomunicaciones representa la base angular para el desarrollo digital de los países. A raíz de lo mismo, cada vez tiene mayor impacto y relevancia en el crecimiento económico y social de Chile, debido a la penetración que las tecnologías están teniendo en los procesos productivos, situación que acarrea eficiencias y beneficios al gobierno, las empresas y, en general, a la comunidad.

Por su parte, también resulta consensuada la opinión que Chile ha transitado por un camino de éxitos en la industria de las telecomunicaciones, habiéndonos adelantado en varios procesos regulatorios y transformándonos en referentes de Latinoamérica y el mundo, como lo fue el multicarrier, la ley de neutralidad de internet o la entrega del espectro para 4G. Asimismo, hemos creado las condiciones económicas y jurídicas que han permitido la generación de competencia por redes y, en la última década, de competencia por calidad de servicio. En razón de lo anterior, gozamos de altos niveles de penetración en telefonía móvil y de acceso a internet, situación que devela una relación virtuosa entre el desarrollo de la industria propiciada por la Subtel y ejecutada por los privados, siendo parte relevante del motor de desarrollo de Chile.

Sin embargo, nuestra deuda sigue siendo un asunto de equidad social. Aún cuando tenemos buenos índices de cobertura de telecomunicaciones, todavía existe un número importante de hogares que no disponen de acceso a internet, los que generalmente se encuentran en las zonas más aisladas, geográficamente más difíciles de alcanzar y, por ende, donde se requiere mayor inversión.

Actualmente, un 15% de los hogares no cuenta con banda ancha, fija o móvil, mientras que aproximadamente un 40% no tiene cobertura de redes de alta velocidad (modem cable o fibra óptica), ya que existen zonas desatendidas, principalmente en comunas de bajos ingresos, zonas rurales y aisladas en donde la inversión privada es más compleja. El contrapunto lo tenemos en las zonas urbanas de mayores ingresos, en donde contamos con una variada oferta de redes y tecnologías. Esta realidad impone un reto que implica tomar decisiones políticas y económicas, puesto que requiere profundizar la alianza entre el Estado y los operadores de telecomunicaciones, pero esta vez no para llegar al público masivo (actividad obvia en una industria en crecimiento), sino para proveer de acceso a todos los hogares de Chile, independientemente del lugar en que se encuentren.

Esta tarea se basa en la convicción que el cierre completo de la brecha digital forma parte de una política de inclusión, probablemente de las más relevantes del último siglo, motivado por los múltiples beneficios que el uso de internet genera en la sociedad. La experiencia internacional ha demostrado que es necesario hacerse cargo de la revolución digital y que el Estado debe actuar para la promoción y desarrollo de una economía digital, dependiendo su grado de injerencia de cuánto le esté permitido intervenir. Dado el marco constitucional que nos rige, es necesario que genere las condiciones para subirnos a dicha revolución, lo que implica promover procesos de transformación digital en las empresas (especialmente en las pymes), digitalización de los trámites de gobierno y fomentar el despliegue de redes de alta velocidad, robustas y resilientes, sea mediante alianzas público-privadas, concesiones o aumentando los subsidios a la oferta o a la demanda. El desarrollo social actual exige que el Estado tenga una actitud activa frente a una de las mayores revoluciones en la
historia de la humanidad.

Si hacemos un símil con los otros servicios básicos, como electricidad y servicios sanitarios, encontraremos que también ha sido el Estado quien ha definido que tales servicios lleguen a todas las personas, ya que son bienes indispensables para una calidad de vida mínima y para entregar condiciones habilitantes que permitan la superación, la movilidad social y el emprendimiento en un país. El acceso a internet se ha convertido en el otrora acceso a los servicios sanitarios, pues quien no lo tenga, quedará en una posición desmejorada respecto de quienes sí lo posean. Es en este aspecto en donde radica la actuación del Estado para fomentar la conectividad total y el cierre de la brecha digital que existe en el país. Al pensar en un Chile desarrollado al 2030 y dado los alcances e impactos que está teniendo la inteligencia artificial, el internet de las cosas, el desarrollo de la tecnología 5G y la robótica, entre otras, resulta esencial tomar decisiones en este sentido, lo que implica repensar el modelo para llegar a las zonas aisladas y, simultáneamente, modernizar nuestras instituciones, con el fin de asumir los desafíos de la revolución digital y movilizar a la sociedad entera hacia esta realidad que no es futura, sino que ya está presente hace mucho tiempo y, probablemente, aún no nos hemos dado cuenta.

Juan Luis Núñez, gerente general de Fundación País Digital

Publicado en: ediciones especiales de El Mercurio

Expertos entregaron recomendaciones para atraer inversiones en la era de la Transformación Digital

Expertos entregaron recomendaciones para atraer inversiones en la era de la Transformación Digital

Desarrollo Digital Noticias Uncategorized

DIRECTV, Amcham y Fundación País Digital, dieron a conocer un informe elaborado por la consultora Ovum, el cual sostiene que entre los desafíos de la región se encuentra la necesidad de construir un marco regulatorio adecuado para la inversión; crear autoridades regulatorias sólidas, estables y de largo plazo, entre otros.

 Santiago, marzo 21 de 2018. Con la presencia de la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi; y la participación especial del presidente de Fundación País Digital, Pelayo Covarrubias; el presidente de la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio (AmCham Chile), Guillermo Carey; el Vicepresidente de Asuntos Internacionales de AT&TKarim Lesina y el Director de Mercado de DIRECTV Chile, Mariano Montaldo, se realizó el seminario “Desafíos de la Economía Digital en Chile: Inversión, Conectividad e Infraestructura”, evento en el cual se presentó un informe que contempla siete recomendaciones de políticas públicas para atraer inversiones a Latinoamérica en la era de la revolución digital.

Al respecto, la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, dijo  que “estamos en presencia de una Revolución Digital sin precedentes, de la que nuestro país debe ser protagonista, para lo cual es fundamental actualizar la Ley General de Telecomunicaciones que requiere el ecosistema digital convergente. En esa misma línea, hago un llamado a la industria a crear un diálogo multisectorial que nos permita fortalecer las necesidades de infraestructura digital del siglo XXI”.

Según el informe, presentado en el encuentro por  Sonia Agnese, Analista Senior para América Latina de la consultora inglesa Ovum, especializada en Telecomunicaciones, Medios y Tecnología, el primero de los desafíos “pasa por establecer un  marco legal apropiado que elimine los límites a la inversión extranjera en el mercado de servicios audiovisuales y de telecomunicaciones y que promueva la competencia dinámica, la convergencia de servicios y la innovación en beneficio de los usuarios; armonizando los marcos regulatorios a nivel regional”.

Guillermo Carey, Presidente de AMCHAM se refirió también a este punto asegurando que “Es clave mirar con atención los proyectos de inversión como una oportunidad de desarrollo, teniendo en cuenta la creación de empleos, la incorporación de nuevas tecnologías, las buenas prácticas sociales y medio ambientales, y el valor agregado a nuestro país en materia de innovación y formación de capacidades”.

La segunda recomendación plantea la creación de instituciones independientes, regulatorias y estables ante cambios políticos, con capacidad para tomar decisiones y hacer cumplir la regulación de manera efectiva. “Las políticas públicas deben reflejar el mercado moderno y los marcos regulatorios deben ser eficientes, ya que estamos progresando a un futuro que requerirá conectividad instantánea para todos, desde hogares, autos móviles, auto dirigidos a dispositivos de realidad virtual”, dijo Karim Lesina, Vicepresidente de Asuntos Internacionales de AT&T.

En el encuentro se analizó también la tercera sugerencia del estudio, que establece la promoción del uso de infraestructura existente, a través de mecanismos de compartición; la reducción de barreras para el despliegue de infraestructura, tales como licencias y permisos municipales; y facilitar el acceso a espectro radioeléctrico armonizado, promoviendo un uso eficiente.

“Si bien nuestro nivel de cobertura llega al 95%, uno de los desafíos que nos imponemos como fundación es reducir la brecha de acceso para alcanzar el 100% de la población y en ese contexto hacemos un llamado a los ministerios, empresas, universidades, centros I+D y a la sociedad civil, a construir un ecosistema que permita al país ser capaz de desarrollar y trabajar en hacer realidad las tendencias como análisis de dato o internet de las cosas, entre otras, para los próximos años”, dijo Pelayo Covarrubias, Presidente de Fundación País Digital.

El documento de Ovum, plantea otras cuatro sugerencias que permitirían atraer la inversión extranjera en América Latina, en el marco de la era de la revolución digital:

  • Garantizar el cumplimiento efectivo del marco legal y la regulación para proteger las inversiones: El sistema de sanciones debe disuadir a los actores de incurrir en comportamientos anticompetitivos o de no cumplir con otras obligaciones; también se deben sancionar incumplimientos al marco legal para disuadir comportamientos anticompetitivos.
  • Reducir los costos artificiales para estimular el desempeño de los mercados locales: Es necesario disminuir los impuestos y las cargas regulatorias excesivas estimula la adopción de servicios de tecnología de la información reduciendo la brecha digital.
  • Incentivar mercados saludables mediante la promoción de la competencia: Para garantizar la competencia se requiere de monitoreo constante e informado con un enfoque basado en la evidencia; además se necesita utilizar medidas de regulación asimétrica de manera temporal ante la existencia de operadores dominantes o con poder de mercado.
  • Establecer marcos reguladores modernos, flexibles y armonizados que fomenten la innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos modelos de negocios: avanzar en que la regulación de Internet de las Cosas (IoT) requiere coordinación internacional y permitir el roaming permanente; la protección de datos debe combinar el empoderamiento de los usuarios, la facilitación de nuevos modelos de negocios y una política de privacidad y protección de datos consistente con el ecosistema digital. Los usuarios deben tener la confianza suficiente de que sus datos están protegidos, independientemente del tipo de empresas que las administre.

Los desafíos de Chile en infraestructura y la Transformación Digital serán las principales temáticas del encuentro en la VIII Región

Los desafíos de Chile en infraestructura y la Transformación Digital serán las principales temáticas del encuentro en la VIII Región

Desarrollo Digital Noticias

Seminario en Universidad de Concepción:

  • La actividad organizada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y Fundación País Digital contó con diversos expertos que dieron sus puntos de vista desde distintos ámbitos del quehacer nacional.

(Concepción, 12 de octubre) La infraestructura  que permita el desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías que servirán de base para diseñar el Chile Digital, y los desafíos actuales de la transformación digital,  serán el foco de la conversación que el mundo público, privado, académico y social sostendrán durante el Seminario de Telecomunicaciones, Infraestructura y Televisión Digital que se celebrará el 12 de octubre en la Universidad de Concepción.

La actividad, organizada por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y la Fundación País Digital, buscó la oportunidad para que los principales exponentes y quienes participaron pudieran discutir y avanzar en conclusiones relacionadas con las transformación digital y su impacto en los distintos ámbitos del quehacer país.

Aunque se han dado pasos importantes, todavía se hace imperativo atender aquellos territorios  desprovistos de servicios o con calidad de prestaciones precarias. La brecha Digital en Latinoamérica es un problema que aqueja a todas las naciones que la componen y Chile no es excepción.

Despliegue de infraestructura para el desarrollo

La inversión en infraestructura permite alcanzar mejores prestaciones de servicio, velocidades y precios, mejorar la cobertura no solo de telecomunicaciones, si no de accesos a otros servicios digitales y contenidos, además de  desarrollos sociales e industriales a lo largo del territorio.

Con ese propósito, se ha fomentado el despliegue de infraestructura móvil a zonas no rentables para los privados, como por ejemplo ha hecho Subtel con el concurso público de las contraprestaciones para el uso de la banda 700 MHz.

De la evolución de tecnologías de acceso destaca el aumento del móvil y de hogares que cuentan con ambas tecnologías. Ello evidencia dos fenómenos: hogares con conectividad fija tienen un aumento en tendencia a complementar con servicio móvil, y aquellos que no cuentan con servicios fijos en hogar están accediendo a servicios por tecnología móvil.

“Nuestro compromiso sigue firme en dotar a todos nuestros habitantes de acceso a telecomunicaciones a un precio accesible y de calidad. Sin embargo sabemos que no basta con esto. Pero sabemos que el desarrollo del país, y especialmente de los territorios, no es posible si un adecuado despliegue de infraestructura”, comentó el Subsecretario de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez.

“En Chile, actualmente el estado de infraestructura Móvil es equivalente a cualquier país OECD. Las operadoras invirtieron más de 700 Millones USD en el despliegue del 700 Mhz y alrededor de 400 millones en cumplir con las contraprestaciones. Ello ha permitido dotar de conectividad 3G a 1200 localidades, 500 escuelas y 13 rutas”, detalla la autoridad de Gobierno.

La necesidad, entonces, de infraestructura para el desarrollo productivo en la era digital, en el escenario de la industria 4.0, va en la perspectiva de democratizar el acceso a los servicios de conectividad que permitirán potenciar la integración digital.

Pelayo Covarrubias, presidente de Fundación País Digital, señaló que “si bien el contar con una infraestructura adecuada y tener internet de alta velocidad, son pasos absolutamente necesarios para enfrentar los desafíos de la Revolución Digital, también es fundamental trabajar para contar con capital humano que pueda hacer frente a la transformación en la que estamos envueltos”.

Rutas Chilenas

El seminario que se realizó en el Auditorio Salvador Gálvez de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Concepción, ubicado en Edmundo Larenas 219, en la capital de la Región del Biobío y contó con las destacadas ponenciasde Juan Luis Núñez, gerente general de la Fundación País Digital; Mauricio Ríos, gerente general de everis Chile; Aldo Marzolo, gerente general de Cognitiva y Héctor Rojas, Government Account Manager de Checkpoint-

Esta actividad se enmarca dentro del proyecto “Rutas Chilenas” que busca democratizar el acceso a regiones de conocimiento sobre la adopción de tecnologías, innovación para la agenda digital nacional y transferencia de conocimientos TIC a los sectores de mayor relevancia en nuestra economía.